dijous, 13 de març de 2014

UNA BOTA DE BON VI



Uns clients ens van demanar de transformar una bota de vi, no massa grossa, en un petit boteller. Després d’estudiar com fer el mecanisme per obrir la tapa, vam trobar la solució instal·lant  unes frontisses de compàs que han anat molt bé.
Gran  part de la feina va ser, també, netejar l’interior de tot el pòsit que hi havia deixat el vi després de tants anys d’haver-n’hi.
Els hi ha quedat una bota molt “cuca”!!


Unos clienes tenían una bota de vino no muy grande que querían transformar en un botellero. Despúes de estudiar la forma en que lo haríamos para abrir la tapa, encontramos la solución instalando unas bisabras de compás que han funcionado la mar de bien.
Una gran parte del trabajo también se lo llevó limpiar el interior de la bota, que había albergado durante tanto tiempo vino.
Les ha quedado una bota monisima!!



















4 comentaris:

  1. Ala!!! Però wue ingenioses!!!!
    La heu deixat com nova!!! Segur que li agrada!!
    Petonets

    ResponElimina
    Respostes
    1. ui... gràcies, però no tot el mèrit és nostre. Ells la volien amb porteta...la feina va ser nostra per dur a terme la seva idea.
      Una abraçada

      Elimina
  2. ¡Alaaaa vaya cambio! me encanta como la habéis dejado hasta con unas patas para que esté en alto. Imagino que ha debido ser un trabajo duro limpiarlo por dentro y estoy segura que los dueños habrán quedado encantados con la restauración.
    Yo siempre les he visto mucho encanto a los barriles estos, me gustan mucho cuando hacen pequeños bares de ellos.
    Muy buen trabajo, os felicito chicas.
    Que tengáis un estupendo fin de semana.
    Muchos besos para las dos

    ResponElimina
    Respostes
    1. Gracias Pilar.
      No ha sido un trabajo de restauración estrictamente hablando, por lo mismo que dices, fue basicamente de limpieza y un poquito de ingenio!!
      BUen fin de semana también y muchos besos!

      Elimina

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...